BLOG

Mitos comunes sobre alquileres de corta duración


Tienes un departamento libre y has pensado en colocarlo en alquiler por temporadas largas porque, es lo que todo el mundo hace, ¿cierto?

De pronto un día un amigo te cuenta del boom de los alquileres de corta duración a través de plataformas como Airbnb o Booking. Te dice que vas a rentabilizar tus ganancias por alquileres 30% más en comparación con los alquileres tradicionales, que vas a tener mayor control sobre tu propiedad y que vas poder utilizarla cuando tú lo desees. ¡Suena tentador!

Mientras más lo piensas más te animas pero, de pronto, te ves envuelto en una serie de preguntas por el miedo a lo desconocido… ¿Y si me toca un inquilino complicado? ¿Quién va a limpiar la propiedad después de que se vaya el inquilino? ¿Cómo confiar en alguien que no conozco que se va a quedar en mi propiedad? ¿Qué pasa si se roban o rompen algo? Y miles de preguntas más.

¡Sigue leyendo para que te enteres sobre los beneficios de alquilar tu propiedad por periodos cortos y dejes de lado los prejuicios!

1) ¡Todo en mi casa se va a malograr!

Este de seguro es uno de los mayores miedos que tienen los dueños de propiedades en alquiler, sobre todo los que alquilan su propio hogar mientras están fuera. Por suerte, plataformas como Airbnb han pensado en esto y han creado varias medidas de seguridad y mecanismos para mantener tu propiedad segura o tener los medios para repararla en caso algún imprevisto suceda.
A través de la implementación de figuras como el Host Guarantee (Garantía del Anfitrión) y el Host Protection Insurance (Seguro de Protección para el Anfitrión), las plataformas digitales otorgan a los propietarios mecanismos mediante los cuales éstos pueden cubrir cualquier daño, desperfecto o problema que pudiera ocurrir en su propiedad. Adicionalmente, dichas plataformas te permiten solicitar un depósito o garantía junto con el pago por el alquiler del espacio para cubrir eventuales incidencias que puedan ocurrir durante la estadía de tu inquilino.

2) ¿Y qué pasa si no me pagan?

¿Si viene un inquilino a mi casa y se va sin despedirse? ¿Nunca me pagará? o ¿qué pasa si nunca llega? ¿Perderé esos días que había bloqueado mi propiedad para el inquilino? No te preocupes, la mayoría de plataformas de alquileres cortos ya tienen esto cubierto a través del pago por adelantado por parte de los inquilinos cuando se confirma la reserva. De este modo, siempre tendrás asegurado el pago por el alojamiento, incluso cuando el inquilino no se presente o decida irse antes de que culmine su alquiler.

También existe la política de cancelación mínima de 1 semana o hasta de 48 horas previas a la fecha de arribo en caso el inquilino no llegara por diversas razones, para que el propietario no se perjudique. Por eso es que recomendamos y siempre recalcamos no utilizar medios alternos de pago o que hagas algún tipo de negociación aparte con el inquilino, ya que de esa forma te expones a riesgos innecesarios.

3) ¿Cómo le voy a confiar mi hogar a gente que no conozco?

Esto es un miedo que tenemos siempre, ya sea que tengamos a un inquilino por un periodo largo o por alquiler de corta duración. El propio sitio web de Airbnb dice “Trust is what makes it work”, algo así como “La confianza es lo que hace que todo funcione”. La única manera de que te sientas cómodo de permitir que gente que no conoces - con otra cultura y costumbres - ingrese a tu hogar, es utilizando toda la información disponible para verificar sus antecedentes. Debes pedir los documentos de identidad de los inquilinos, leer sus perfiles, reseñas y críticas con las que ellos cuentan, así como mantener una comunicación fluida con los inquilinos previo y durante su estadía para conocerlos un poco más antes de su llegada.

4) ¿Y si hacen mucho ruido?

Es muy importante delimitar las reglas de tu espacio antes de la llegada de tus inquilinos y eso lo haces desde el principio. ¿Cómo? El anuncio que publiques en tu perfil online va a hacer las veces de los Términos y Condiciones de tu espacio. Por tanto, es importante que dicho anuncio sea fiel a la realidad en cuanto a fotos, información sobre lo que contiene el espacio, así como sobre lo que está permitido o no realizar en él. Si prefieres que no ingresen mascotas a tu propiedad, debes indicarlo en el mismo anuncio para evitar problemas. Lo importante es no dejar cabos sueltos.

Si es que tu propiedad está dentro de un edificio familiar, lo más probable es que no estén permitidas las fiestas con música muy alta o a partir de cierta hora. Mientras más específicas sean las reglas y limitaciones de tu espacio en tu anuncio, menores serán los problemas que tendrás con tus inquilinos. Lo que recomendamos es dejar una lista con todas los detalles sobre tu propiedad para hacer hincapié en lo que se puede y no se puede hacer. Si es que el inquilino no cumpliera con las reglas de tu propiedad, estás en todo tu derecho de cancelar la estadía e invitarlo a retirarse. ¡No tienes que sentirte mal por ello! Así es como funciona este tipo de servicios ;)

5) ¿Y ahora? ¿Quién va a limpiar mi departamento?

Hay dos tipos de inquilinos, los que dejan tu espacio tal cual como lo encontraron y los que dejan el espacio sucio, con restos de comida en el comedor, suciedad en la ducha y platos sin lavar en tu departamento luego de culminado el alquiler.

Aunque nos encantaría tener muchos inquilinos del primer tipo, siempre tenemos que estar preparados para recibir a los del segundo tipo. Es mejor sorprenderse gratamente que a la inversa. Entonces, debes tener bien claro que la limpieza no va a ser tan sencilla como el mantenimiento y limpieza periódica de tu propio hogar, te lo decimos por experiencia. Luego de la despedida de tus inquilinos, tendrás que dejar tu espacio inmaculado para la llegada de los próximos. Eso incluye: lavandería de la ropa de cama y toallas y limpieza profunda de todos los espacios de la propiedad, lo cual se logra moviendo todos los muebles y adornos para evitar dejar manchas de polvo o de cualquier residuo por el uso. Lo mejor en estos casos es invertir en personal de limpieza profesional, que sabrá cómo mantener el espacio impecable y así, lograr súper buenos comentarios de parte de tus inquilinos.

Si bien alquilar tu espacio por periodos cortos no es simple, no todo es tan malo como piensas. Basándonos en nuestra experiencia, te aseguramos que vas a tener todo tipo de alquileres y tendrás que trabajar duro para lograr tus objetivos, pero no es imposible. Ahora, si es que necesitas ayuda, escríbenos o llámanos para ayudarte y lograr que te conviertas en Super Host en tiempo récord. Con We Host, tú disfruta, ¡nosotros nos encargamos!

TENEMOS PLANES A TU MEDIDA

¿QUÉ DICEN NUESTROS CLIENTES?

  • Erika
  • Flavio
  • Jorge
1 2 3

GANADORES 6G START UP PERÚ

startupperu